Mes: diciembre 2010

1ª votación en twitter. #torostweet


Como ya sabréis los asiduos al blog, ayer día 22 se produjo la 1ª votación sobre lo mejor y lo peor del año taurino en la red social twitter. Después de recoger alrededor de 60 votos, estos son los resultados*.

LO MEJOR DE 2010

– En primer lugar se encuentra El Juli, con 17 votos. Hay quién le vota por toda la temporada y también obtiene varios votos por su actuación en la Feria de Abril de Sevilla.

– En segundo lugar, disputando hasta el final el primer puesto del podio, Juan Mora. Que obtiene 15 votos, ya sea por su actuación en Las Ventas en general, por sus naturales e, incluso, hay un voto a la corrida del 2 de octubre.

– Tercero, a distancia considerable, Morante de la Puebla. Por su temporada, por su actuación en Sevilla y Barcelona.

– Comparten la cuarta plaza, con dos votos cada uno, Mario Vargas Llosa el paso al Ministerio de Cultura.

– Por último, con un voto encontramos a la ganadería de El Pilar en Logroño, Zurcidor de Torrestrella, los naturales de José Tomás en Castellón, la irrupción de Oliva Soto y Aguilar, la inauguración del Arnedo Arena, la feria de Dax, el final de temporada en Barcelona, este despertar de la afición, la feria de Bilbao, Adrián Torres (novillero). Y una muy curiosa, la ILP catalana, por conseguir espabilar a los taurinos.

LO PEOR DE 2010

– Aquí gana por absoluta goleada la prohibición de los toros en Cataluña, con 25 votos.

– En segundo lugar, la desgracia de la muerte de Adrián Gómez, con 8 votos.

– Los mismos votos pero emitidos de distintas formas obtienen los taurinos. Por su incapacidad de defensa, por la falta de discurso, por inadaptados, por la falta de compromiso hasta la aparición de la ILP, por su cobardía y, también, por el largo camino que queda por recorrer.

– En cuarto puesto, con 5 votos, la cogida de José Tomás.

– En el quinto, con un voto menos, los ganaderos. En general, en México, por la desaparición de encastes o, particularmente, el desastre de Zalduendo en Sevilla.

– Empatan en la sexta posición, con dos votos, los políticos, el fracaso de la unión de toreros, los empresarios y que haya habido demasiados heridos.

– También fueron nombrados Valencia, por lo flojo que ha estado; la extraña suspensión en Jaén; la unión entre Arturo Macías y Corbacho; y Morante, por torear en Cantalejo y no atreverse con Pamplona.

Como primer paso no está mal, seguro que en futuras votaciones crece la participación. Después de esta buena acogida, se me ocurre que podríamos repetirla después de cada gran feria taurina. Y, por supuesto, de aquí a un año con lo mejor y lo peor del 2011.

* He intentado hacerlo lo más exhaustivo posible, creo que he recogido todos los votos emitidos o, al menos, todos los que contenían el hastag #torostweet. Siempre hay un margen de error, pequeño espero, que espero me sepáis perdonar.

Gracias por vuestro tiempo.

José Tomás, la opinión 1.000.000.


¿Qué aficionado taurino no ha expresado, por un canal o por otro, su opinión sobre José Tomás? Ahí va la mía, tirando por lo bajo, la opinión 1.000.000.

Creo que fue Javier Villán quién diferenció entre tomistas y tomasistas. Me parece una distinción genial. Yo, no me escondo, soy tomasista, lo digo antes de ofrecer mi opinión porque lo considero de justicia para con quién me lea.

¿Qué se le reclama a JT? Lo que primero se viene a la mente: que no se deja televisar, que no atienda a los medios (o que los atienda, si lo hace en México) que falte a algunas ferias, que pida uno por delante, que escoja ganadería y que exija mucho dinero. Me dejaré algunas cosas, seguro. Respecto a su tauromaquia, se le reclama que intenta hacer siempre su toreo (encimando a algunos toros que necesitan distancia, por ejemplo) y la asunción de riesgos innecesarios, que otros explican como “dejarse coger por los toros”.

Llama la atención, en principio, que la mayoría de los reproches sean cuestiones ajenas al ruedo; eso ya es un apunte en el haber del torero.

No se deja televisar. El tema de la TV, sobre todo en las grandes ferias, está montado de manera tal que los toreros, parte imprescindible, sin embargo no tienen capacidad de negociación ninguna. Sus derechos de imagen, no se tienen en cuenta, empresarios y televisiones se lo guisan y se lo comen. JT no traga con eso, está en todo su derecho, pero creo que si se planteara de otra manera, no tendría tanto inconveniente. Sería muchísimo mejor para los aficionados que se televisaran sus corridas, cuantas más mejor.

No atiende a los medios. Al igual que con la tele, sería mejor si apareciese, de vez en cuando, tampoco mucho para no cansar. Pero dónde debe aparecer es en la plaza, el resto es secundario, si no terciario… Si no le gusta aparecer, que no lo haga. Molesta mucho a los periodistas, claro, sobre si luego al llegar a México concede una entrevista, cosa que hace menos justificable su actitud.

Falta a algunas ferias. La mayoría de las veces que lo hace en las ferias de relevancia es por el tema de la televisión, por sus honorarios (turno más adelante) o, simplemente, porque quiere torear un número de corridas pequeño. Y sólo faltaba que un torero no pudiese elegir cuántas veces pone en juego su vida.

Que pida uno por delante. Es criticable, pero hay que hacerlo con todos, porque todo torero, rejoneador y novillero que está en posición de hacerlo, lo hace. Yo no lo comprendo. Se hace porque en el primer toro la gente se supone que está más fría (y, donde hay merienda, también en el cuarto), pero si hay un torero que centra la atención del público desde el mismo momento en el que pisa la plaza es él. Así se mejorarían los carteles porque ya con 15 años de alternativa no es fácil encontrar toreros que abran plaza y tengan verdadero interés.

Que escoja ganadería. Para mí, eso será un problema cuando escoja ganaderías que no estén de acuerdo con la categoría de la plaza, la fecha y los toreros. Yo, como aficionado, no veo inconveniente en que elija la ganadería si van a ser Cuvillo, Victoriano del Río, El Pilar, etc. Es decir, de las mejores entre el campo bravo. Sí le reclamaría que se apuntara a nuevos encastes, que falta nos hacen.

Que exija mucho dinero. No se me ocurre, ni se me ocurrirá nunca criticar los honorarios de un torero. Y digo yo que si le contratan dónde le contratan y le repiten el año siguiente será que su caché, elevado, es asumible.

Intentar el mismo toreo siempre. Algunos lo verán como un defecto, porque no todos los toros “piden” igual faena. Otros como una virtud, porque hacer el buen toreo sin importar las condiciones del toro, es un mérito. Hay veces que me gustaría verle dando más distancia a ciertos toros, pero también es verdad que JT consigue imponer su toreo a un porcentaje muy grande de los toros.

Dejarse coger. Que le acusen (o le aplaudan) de dejarse coger es una barbaridad que el mismo torero a rebatido infinidad de veces, con eso está todo dicho. Otra cosa es que no esté dispuesto a dar un paso atrás. Yo prefiero, con un ejemplo práctico, al JT de las 4 orejas en Madrid antes que al de las 3 orejas y las 3 cornadas, días después. Pero me paro a pensar y no le afeo nada. Los toros que tienen mucho que torear, los intenta torear; los que tienen poco que torear, los intenta torear; y a los que no tienen ninguna embestida, los intenta torear. Y tanta cornada es el precio de esa filosofía. A mí me enfadaría que estuviera estoico con un toro de 30 embestidas.

Y, en fin, está es mi humilde y larga reflexión. Algunos le critican todo, otros sólo algunas cosas, muchos le criticamos lo criticable y le alabamos lo alabable. También los hay que le perdonan todo y lo aúpan a un pedestal y, por paradójico que parezca, hacen mucho daño a la imagen del torero. Sobre todo porque encienden a los detractores (incluidos los periodistas) que, devuelven los golpes no contra los ultras si no negándole el pan y la sal al propio torero.

Esta vez, más que nunca, gracias por vuestro tiempo.

#futurotaurino, los aficionados.


Cómo ya explicaba en la bienvenida yo llegué al blog por el camino del twitter, y es allí dónde surgió la idea de la que ahora os voy a hablar.

La semana pasada conocimos las conclusiones a las que llegaron los diferentes estamentos taurinos tras tres días de reuniones, muy  escasas de trapío para lo que esperábamos. Y, a raíz de esa noticia, varios usuarios comenzamos a hacer pequeñas aportaciones para mejorar el #futurotaurino. No voy a nombrar a nadie porque se me olvidaría alguno y eso sienta mal. Pero sí resaltaré que la iniciativa llegará a los medios taurinos de mayor repercusión en la red a través de Daniel Hernanz (Burladero.com).

Después de una tarde de explosión de ideas todo desembocó en una principal, la primera votación de los aficionados (y del que quiera) en twitter. Ésta es la convocatoria:

El 22 de diciembre, de 10h a 22h hay que votar por lo mejor y lo peor del 2010 y aportar una idea para el 2011, añadiendo los hashtag #torostweet y #futurotaurino. Si te caben los votos, las ideas, y los hashtag todo en un sólo tweet, mejor que mejor. Que necesitas más espacio, pues en uno los votos con #torosrweet y en otro la idea con #futurotaurino.

Total, que si aún no tienes twitter ¿A qué esperas?

Gracias por vuestro tiempo.

2010. El Juli, sobre todos.



Este 2010  que será el del bajonazo atravesado y que hace guardia catalán y al que le va sonando el tercer aviso, en el ruedo ha sido, por encima de todo, el año de El Juli. Seguramente habrá quiénes no estén de acuerdo (ahí está el premio del ABC a Enrique Ponce) pero yo no tengo ninguna duda.

Objetivamente, ahí están sus estadísticas. Son impresionantes: 55 orejas en 31 tardes en plazas de 1ª categoría, 60 orejas en 35 tardes en plazas de 2ª (estadísticas de El escalafón del aficionado, un blog altamente recomendable). Más las que se ha ganado y no le han dejado recoger… No hace falta comentar nada más.

Pero no todo son números. El Juli comenzó hace unas temporadas  un viaje de mucho valor, cambiando una fórmula de éxito  garantizado en la búsqueda de una nueva tauromaquia, la del toreo  clásico y puro. Tras no pocos sinsabores, recoge ahora los frutos y  con creces. Por méritos propios.

Julián se mantiene como un torero completo, pues ya lo era, pero ha  mejorado en todas sus facetas. Quizás ha perdido variedad con el  capote, pero en el toreo fundamental ha dado un salto de calidad. Su  conocimiento de la lidia es perfecto. Y, sobre todo, ha alcanzado una  profundidad con la muleta a la que sólo aspiran unos pocos.

Sí, hay quiénes le critican si abre exageradamente el compás o si pega un saltito a la hora de entrar a matar. Y  no les falta razón. Pero que esas sean todas sus fallas no deja de ser un halago.

Lo mejor, sin embargo, es que no se le adivina tope. Con su ambición desmedida, le quedan muchas cosas por lograr. Entre otras, romper el hielo de Madrid, una vez más y para siempre. Lo de los presidentes no está en su mano. Y tiene 28 años, que conviene no olvidarlo.

Las fotos, cedidas por dbc_photo.

Os recuerdo que sigue abierta la encuesta.

De regalo, una gran faena a un gran toro.

Gracias por vuestro tiempo.

Manos a la obra


Una vez puesto en marcha el blog llega la difícil tarea de escoger un tema para ponerse manos a la obra. Por suerte, y de momento, no es por falta de ideas si no por todo lo contrario. Pero, puestos a elegir, mejor empezar con la actualidad. Y no hay noticia más comentada desde el sábado que la vuelta a Sevilla de Núñez del Cuvillo. Cuando todo hacía indicar que el del 2011 sería el cuarto consecutivo de ausencia de dicha ganadería en La Maestranza, surgió la noticia en twitter; Emilio Trigo, por medio de la gente de burladero.com lo daba a conocer y, más tarde, Carlos Crivell lo corroboraba en la sección taurina de El Mundo.

¿Por qué se ha dado tal cambio? Creo que por varias razones. La más importante es que Morante de la Puebla lo ha pedido (ya lo avisó Curro Vázquez). Morante ha acumulado mucha fuerza para pedir en Sevilla, en parte, gracias a la propia empresa. Si se daba por hecho, cuando no se confirmaba, que no estarían Cuvillo, José Tomás y Victoriano del Río, Pagés no se podía permitir sumar la ausencia del de La Puebla. Eso lo sabían el diestro y su apoderado y lo han aprovechado.

Otra que está íntimamente relacionada con la anterior, es la pérdida de abonados del presente año; no se saben cifras exactas, pero parece claro que la hubo. Y todo hace indicar que el año próximo se volverá a repetir; seguimos inmersos en la maldita crisis, no se rebajan los festejos y, mucho me temo, tampoco los precios. Y, por último, un posible toque de la corporación maestrante a los empresarios, del que no estoy muy convencido.

¿Cuáles van a ser las consecuencias? Una vez más, diversas. Una es que más le vale a Cuvillo triunfar, porque Canorea y Valencia, perdonan pero no olvidan, y lo único que les hace falta es un petardazo para verse cargados de razón y no contratarlos más en un buen tiempo. Otra es que, si todo sigue el curso previsto, este año el de Resurrección sí será un cartel de referencia. Ganadería, toreros… Nadie le podrá criticar a la empresa que, a priori, no esté poniendo todo de su parte.

Y una tercera, y última para no cansar, ojalá no se llegue a dar. Es la ausencia de José Tomás. Se ha dicho que la contratación se hace con vistas a una futura negociación con el torero. Yo no lo creo. Si me tengo que inclinar por una hipótesis, lo haría por la de que la contratación de JT es ahora más difícil. Salvo que rebajara sus peticiones de manera imprevisible. La empresa no parece que vaya a tener problemas contratando al resto de las figuras, ha solucionado la polémica con Núñez del Cuvillo y puede vivir perfectamente con la que se le venga encima sin José Tomás. Como ya he dicho antes, ojalá me equivoque, pero esa es mi impresión a estas alturas.

Gracias por vuestro tiempo.

Bienvenidos


¡Muy buenas a todos!

Finalmente me he decidido a empezar este blog. Llego desde Twitter, a diferencia de otros blogueros que han hecho el camino contrario. Los 140 caracteres de cada tuit son una herramienta, en mi opinión, buenísima. Agudiza el ingenio a la vez que, todo hay que decirlo, se le pega alguna patada que otra a la ortografía. Pero en ocasiones se quedan cortos y hubo momentos en los que eché de menos un lugar en el que explayarme. Hoy ya lo tengo.

Para los que ya sois seguidores, no es nuevo que voy a escribir de toros, toreros, empresas, apoderados, públicos, presidentes, carteles, periodistas, políticos (cómo no hacerlo…) y un etcétera tan largo como la lista de elementos que se incluyen en la Fiesta. Con mayúsculas.

Cuando abrí en junio de 2009 la cuenta en esa red social no esperaba, ni de lejos, llegar a tener más de 900 seguidores. Ahora, con este espacio, mi meta es aportar de vez en cuando algo a los que me leáis. Ahora toca pensar sobre qué escribir la primera entrada, una vez metido en faena. De momento podéis (me permito el tuteo) empezar con la primera encuesta. Cualquier consejo, sugerencia y, sobre todo, crítica será más que bien recibida. Muchas gracias a dbc_photo por “prestarme” una de las suyas.

¡Bienvenidos!