Los toros 2.0

Cómo no fui uno de los que tuvieron la suerte de ir este fin de semana a Vistalegre tuve que buscarme la vida para conocer cómo se sucedían los acontecimientos. Además, con visita en casa y casi 48 horas de turismo sevillano sin descanso, lo hice a salto de mata. Y cuando llegó el domingo por la noche y pude reposar un poco las ideas, me di cuenta de que la principal fuente de información que usé para tener noticias frescas fue Twitter. No dejé de visitar los portales, claro está, y leí después sus crónicas, por supuesto; pero para el “minuto a minuto”, el pajarillo.

La aparición de los portales fue una revolución en la información taurina. Información al momento, buena información, reportajes y entrevistas casi a diario, videos de las faenas… Con sus defectos, sin duda. Defectos que, por desgracia, se han acentuado este invierno con la fiebre del “tyclam”*.

Pero la revolución se ha perfeccionado con la suma del Twitter. Como decía, el domingo reposé las ideas y llegué a una conclusión. Me informé de esa manera porque es más inmediato que cualquier actualización de una web; porque puedo seguir a grandes periodistas (Zabala sobre todos, pero también Patricia Navarro o Noelia Jiménez, por ejemplo) porque encuentras casi todos los puntos de vista de una faena, de la presentación, de la justicia de los trofeos y no sólo una, como en los portales; y la última, porque sé de qué pie cojea quién me está informando.

Y me voy a parar en ésta. Esto, a lo que yo le doy importancia, puede ser una estupidez para otros. Es totalmente personal. Antes de empezar la temporada, hemos tenido un invierno de charlas, debates, conversaciones de madrugada ante el toro mexicano… Yo tengo una noción de los gustos de las personas a las que sigo y ellos deben haberse hecho ya una idea de mis filias y mis fobias. Porque todo el mundo las tiene, no existe la objetividad absoluta. Y ya que no existe, prefiero informarme a través de gente de la que conozco qué puede influir en su juicio a hacerlo por otros de los que no sé nada.

Puede parecer (e incluso ser) una soberana estupidez pero, pensándolo tranquilamente, eso fue lo que me hizo cambiar la manera de seguir una corrida en la red.

Cambiando de tema, este domingo, en su programa de radio Jerez, Javier Bocanegra dedicó su programa a los aficionados, toreros y periodistas tuiteros. Sólo puedo aplaudir y agradecer la iniciativa. Hacen falta cosas así.

*tyclam (Tal Y Como Lo Adelantó Marca) fue un hastag que se hizo famoso el año pasado, referido a la obsesión de dicho periódico por arrogarse la primicia de cualquier noticia, por banal que fuera. Después de este invierno, podemos transformarlo taurinamente en un “Tal Y Como Lo Adelantó Mundotoro” o “Tal Y Como Lo Adelantó Moncholi”.

Gracias por vuestro tiempo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s