José Tomás

Mi (humilde) diálogo con Navegante.


Buenas toro. Y son buenas ahora que han pasado los años, porque aquel 24 de abril de 2010 te hubiera dicho de todo menos bonito. A decir verdad no sé ni si lo eras, porque las veces que he visto las imágenes nunca me fijé en tus hechuras.

Vamos a dejar las cosas claras antes de empezar, JT también es de otra pasta en esto, yo el susto ni lo olvidé ni te lo perdoné. Esa noche, por lo que fuera, estaba despierto cuando saltó la noticia en Twitter; fueron momentos de mucha incertidumbre los que creaste. Incluso se llegó a hablar muy mal de los doctores que le habían (en ese momento no lo sabíamos aún) salvado la vida.

Convertiste aquél cambio de mano con visos de cumbre en algo que estuvo a punto de cambiar el toreo. Y te cogí mucha manía, toro. Nos fuimos a la cama temiendo por la vida de JT y nos levantamos directos al ordenador para buscar noticias nuevas. Fueron nuevas, pero seguí teniéndote mucha manía. Luego vinieron las especulaciones, aún no había terminado de hablar a las puertas del hospital y algunos ya le ponían a torear en dos meses (no el Dr. Vila). Así somos, salvada la vida, pasamos al instante en pensar en el torero.

Y si incertidumbre creaste aquella noche, más provocaste aquellos meses sin noticias. Una nueva operación, más silencio y, por fin, aquellas fotos muleta en mano y con las calzonas del Atleti (qué manera de soñar, qué manera de aprender, qué manera de sufrir). El torero se preparaba, volvería seguro. Ahí, quizá, empecé a perderte algo de tirria. En la reaparición, todo un acontecimiento, en Valencia, allá por julio, volvió nuevo y como siempre, en una escalada de toreo que tuvo como colofón Nimes. Colofón momentáneo, seguro, porque aquél al que tumbaste en el hule, nos tiene preparadas otras tardes (o mañanas) de las que se quedan grabadas no sólo en la memoria de cada uno, si no en la historia. Estuviste a punto de dejarnos sin eso, tal vez seas el culpable de que sólo aparezca tres tardes al año, y por ello me cuesta, pero si José Tomás te ha perdonado y charla amigablemente contigo, sería estúpido que yo no lo hiciera. Pero que no se repita, toro.

Addenda: éste es un diálogo humilde, nada que ver con las firmas que se encuentran en el libro (enormes Aguado, Zabala y el propio JT), pero apetecía hacerlo.

Gracias por vuestro tiempo.

Será, José Tomás.


Lo de menos serían las orejas,

dicen, al fin y al cabo, son despojos,

lo que perdurará de la proeza

será el brutal toreo cadencioso.

 

Serán los naturales por derecho,

serán, tal vez, los quites a una mano,

será citar perfecto colocado,

serán series de siete y el de pecho.

 

Serán las cinco grandes estocadas,

será aquel arrimón con todo hecho,

serán las chicuelinas abrochadas,

 

será, seguro, tal como lo veo,

una mañana siempre recordada.

Será para la historia del toreo.

 

Gracias por vuestro (escaso hoy) tiempo.

¿Por qué?


Los seguidores de Twitter ya habréis comprobado mi absoluto asombro con lo acontecido el domingo de madrugada en el programa Los toros de la Cadena Ser. Puse verdes a algunos miembros de la tertulia (Molés, Moncholi y Calamardo) y muchos, que no lo habéis oído, me escribisteis para preguntarme ¿Por qué?. Como os dije, era imposible condensarlo todo en un par de tuits, por eso escribo este post.

Acabo de escuchar de nuevo el programa, para que no me traicione la memoria. La tertulia comienza a tratar la reaparición de José Tomás, en ella intervienen Molés (MM), Moncholi (MAM), Calamardo (AC), Benlloch (JLB), Vallejo (JMV), Casas (DC) y Cuberta (no dice nada interesante sobre el tema, así es que os lo ahorro). Comienza el baile.

En primer lugar, resulta sorprendente que el ¿director? de un canal taurino 24H. no sepa ni cuando se hizo oficial la noticia taurina de la semana (cuando menos). Nos sorprendió en su momento que no fuera retransmitida en directo por ese canal, ahora ya se explica todo. la rueda de prensa que fue a las 12 o la 1 del mediodía, ¿no?

Trataron por supuesto del dinero. “es un agravio comparativo” (JLB), “no se puede matar a los competidores por 2 (corridas) de JT” (ojo a esta para más adelante), “No puede cargar eso en los demás, crea una inflación peligrosa (MM) “e injusta” (MAM) “no puede repercutir en el resto de entradas” (MAM). Supongo que lo que cobran Morante, Manzanares, Juli demás en Madrid o Sevilla no se lo cargan a otras corridas donde aparecen Rafaelillo, Robleño y Aguilar, por ejemplo. O en Fallas, porque luego resulta que los precios serán para el abono los mismos que en fallas, donde había carteles rematados y otros para compensar; allí y entonces no había problemas, si lo que se compensa es el dinero de JT, a las armas. “¿90 millones? En estos tiempos…” “no tengo datos” (MM). Pese reconocer que no tiene datos, no tiene ningún problema en comentarlos, cargado de demagogia porque siguiendo su razonamiento ¿Cuánto cobra Manuel Molés en estos tiempos en los que día sí y día también, cientos de periodistas se van al paro?

También apareció el tema de las ferias, de las cuales JT con “su temporadita, soluciona sólo 4 plazas” “va bien para ferias cortas, en Madrid es otra cosa” (MM). Ya se me hacen pocas las cuatro plazas, porque de las que se habla que podría torear en su reaparición, lo más probable es que arregle todas menos Bilbao y, quizás, Nimes. Y, sí, Madrid es otra cosa en San Isidro, pero a ver quién llena dos domingos fuera de feria sin compañeros de relumbrón en el cartel; domingos que, por norma general llegan escasos al cuarto de entrada. Pero no todo es malo, también hay quienes ponen cordura al asunto: “los precios de Málaga son iguales con o sin JT y, con el abono, justifica ampliamente lo que cobra” (JMV).

Sobre su temporada, “cortita” como dice Molés, con razón. Aunque teniendo en cuenta los 15 meses sin torear, el porqué del parón y que no es un torero de excesos en los números (cuando Morante habla de 40 al año, todos decimos que es lo correcto) si alcanza las 14 corridas desde final de julio, la cortedad es relativa.

Y, casi para terminar, hablaron sobre su importancia. Aquí entra a saco Ángel Calamardo (para los neófitos, director regional de Ser Murcia, antes en Ser Albacete). “es una buena noticia a medias” “no competir con las figuras, no debe tener tanto relieve” “hay que dársela a ir a Valencia, Bilbao, Madrid, Sevilla, no a Valencia y después nada más”. “¿Quién es más figura, el que va a Madrid, Sevilla, Bilbao o el que va a Valencia y poquito más? (AC) Otra vez Vallejo poniendo cordura, “tendrá la importancia que el público le dé”. Bilis a manos llenas. Porque resulta que empieza en Valencia; y va a Bilbao;  y a Barcelona, Nimes, Málaga, Almería… plazas de 1ª ó 2ª; y resulta que el año pasado estaba contratado a dos tardes en Madrid antes de la cogida, y en Bilbao; y que ha Sevilla no va, es cierto, como lo es que los empresarios no tienen interés alguno en llevarlo. Pero no acaba ahí la cosa. “¿Qué tiene que decir el G10 de esto? (AC) “Hay malestar” (MAM). ¿Malestar? ¿Juli? ¿Manzanares? ¿Perera? Lo que habrá son ganas de ponerse las pilas (aún más) y de demostrar su valía; y si no es así, no son dignos de arrogarse ninguna representatividad del toreo.

Y para terminar dos perlas. Según Molés y Moncholi, “no compite” “está fuera de concurso”. En primer lugar, ¡pues menos mal que no compite! Y en segundo lugar, ¿No decíamos antes que “no se puede matar a los competidores por 2 de José Tomás”? Para mí, es una muestra clara del discurso prefabricado, la consigna. Consigna que no sigue nunca David Casas, que siempre se coloca en el lado contrario de la balanza; “la noticia es que vuelve tras 15 meses, habrá que valorar a partir de la temporada que viene”, “Juli, Manzanares, etc. tienen razón al exigir, pero sé que les van a contestar los empresarios: llenen las plazas”.

La segunda perla, es de Molés también: “el aficionado normal, el que no quiera ver fundamentalmente a José Tomás, paga las consecuencias”. Anormales del mundo, bienvenidos.

Y hasta aquí respondido esos “¿Por qué?”. Ahora el otro, ¿Por qué esa reacción permanente a todo lo que huele a JT en esa tertulia? Es fácil, si todos tienen ojos, ven el toreo, saben de toros (aunque como el diablo, sólo fuera por “viejo”, que no es así) sólo cabe una explicación: retransmisión de corridas y entrevistas. Estoy convencido al 1000% que si JT respondiera a sus llamados, le tendrían en un pedestal. Y eso es un bajonazo al periodismo.

Además lo dejo claro, porque oyéndoles parece que es imposible, pero se puede “ser” de José Tomás y de Juli, Manzanares, Cid, Morante… Qué sí, que se puede. Que no es incompatible. Que romperse la camisa por Morante un día y llorar de emoción con una faena de José Tomás es posible. Que pegar saltos con la despaciosidad de Manzanares y gritar con rabia un olé si Urdiales, Fandiño o Rafaelillo le roban tres naturales a una fiera, es posible. Y no sólo es posible, es sanísimo. Y maravilloso.

Gracias por vuestro tiempo.

Buena.


Por fin el pasado viernes se hicieron oficiales los carteles del abono en Sevilla. Ya se pueden hacer los análisis, sin miedo a la rectificación inmediata. Hay muchos temas que tratar y será largo, espero que no pesado.

Para empezar, un posicionamiento global. Creo que objetivamente es una buena Feria. Ni extraordinaria, ni de cuarta. No estoy de acuerdo en que sea la mejor que se podía hacer, como cuenta la empresa. Ése es un comentario que sólo se puede permitir quien no tiene que rendir cuentas a nadie.

Y ahora al detalle. Lo primero el G10 (hemos convenido que lo forman Manzanares, Juli, Cayetano, Perera, Talavante, El Cid, Morante, Ponce, Fandi y JT). De los 42 puestos disponibles en la Feria de Abril, 20 son ocupados por ellos. Si nos vamos al total, de los 51 (a la espera de los 3 de S. Miguel) cubren 26, más de la mitad. Es obvio que, al ser los líderes del escalafón, deben copar un alto porcentaje; pero no es menos cierto que son sólo 9, ya que no está JT, y que el 50% me parece exagerado. Como G10 les tengo en estima porque se han puesto al frente y, al menos, se están moviendo (la comunicación es otro cantar…) pero quizás deberían empezar por abrir un poco más los carteles, para que tengan cabida algunos más de aquellos a quienes dicen representar.

Ausencias. Va en gustos, como es lógico, pero echo de menos por distintas razones a Urdiales, Macías, David Mora, Fundi, Morenito de Aranda y Sergio Aguilar. Macías pagó con sangre su paso por Sevilla el año pasado y eso se debería haber respetado. Lo de Urdiales clama al cielo, hay que estar ciego para no verlo. Aguilar, Morenito y Mora son ejemplos de la renovación de la nómina de toreros que tanto reclamamos. El de El Fundi es el caso más subjetivo; el año pasado no tuvo su temporada, pero es un torero al que tardaron mucho en darle su mérito y muy poco en quitárselo.

Podían estar en el apartado de ausencias, pero prefiero tratarlo por separado. Para algunos faltan toreros sevillanos en el cartel. Para mí también. La empresa dice que les queda el 15 de agosto. Sí, qué premio. Al menos que sea con una ganadería en condiciones.

Cayetano. Ha recibido críticas y defensas. Considero una buena noticia que esté y creo que viene con una colocación excesivamente buena para los méritos contraídos. Así da gusto pasearse por plazas de 2ª, alejado de responsabilidades, si al silbar te ponen 2 en Feria.

No me ha gustado que no haya novillada en Abril. Había que perder 3 corridas por cuestión de calendario, pero no me parece un buen mensaje que una de ellas sea la tradicional novillada. La pela es la pela, no sólo en Cataluña.

Colocaciones. Además de la de Cayetano, por exceso, hay otras. Por defecto, la de Rafaelillo, algo más que la de Miura se ganó. Lo mismo para J.L. Moreno. A Oliva Soto, le cambiaría Alcurrucén por una en farolillos. Lo de Téllez sólo se explica si se confirma que sus representantes son Ellauri y Tornay. Lo de Palha en la de rejones, ni así.

Me parece lamentable que Antonio Domecq se despida en la mañana del domingo, sin las grandes figuras. Sensibilidad.

Cuando se conocían los avances (y retrocesos) me llamó la atención la presencia de Castella sólo en una corrida de Feria y otra en San Miguel. En Clarín supimos por qué, ha preferido contratarse en México. Será divertido ver cómo se toma la empresa Pagés tal decisión, con lo orgullosos que son para algunas cosas.

Y, por ultimo, me mojo en una pequeña controversia que apareció el fin de semana. Carteles rematados, sí o no. El “remate”, como dijo Carlos Crivell, es muy subjetivo. Yo sí creo que hay carteles rematados, no muchísimos, 5 ó 6. A todos les cambiaríamos un detalle, pero es que rematado no es lo mismo que perfecto. De ser así, sólo existiría un cartel rematado, el que juntara a los 3 mejores toreros con la mejor ganadería. El Domingo de Resurrección. El 29 con Ponce, Juli y Cayetano. El 30 Aparicio, Morante, Manzanares. La primera de rejones, sin duda. El día 6, Castella, Manzanares, Talavante. Hasta, a su manera, el de Vilches, Fandiño y Soto con el Conde de la Maza en preferia.

Hoy más que nunca, gracias por vuestro tiempo.

Una entrada diferente.


La muleta planchada en el hocico

un natural sucede al anterior,

la mano puesta en medio del palillo,

el ¡olé! surge desde el interior.

Hasta allí se va el trazo, infinito,

no termina en la cadera, más allá,

es el temple llevándolo cosido,

es empaque cuando abres el compás.

Una cuarta de trapo en el albero

deja un surco que siembra majestad,

surge un pase de pecho codillero

y un pase de la firma con Montblanc.

Le das aire al toro; y a la gente

nos ofreces un tiempo de relajo

para captar el arte en el ambiente

y entender lo que tú creas ahí abajo.

Al rato cuando vuelves a la cara

del toro sometido a tu valor

haces crujir la plaza tabla a tabla,

haces romperse manos, de clamor.

No te hace falta más, mas no te importa,

te pegas a esa arena tan taurina

y reinventas un pase con tu impronta,

revientas el toreo a manoletinas.

Gracias por vuestro tiempo.

1ª votación en twitter. #torostweet


Como ya sabréis los asiduos al blog, ayer día 22 se produjo la 1ª votación sobre lo mejor y lo peor del año taurino en la red social twitter. Después de recoger alrededor de 60 votos, estos son los resultados*.

LO MEJOR DE 2010

– En primer lugar se encuentra El Juli, con 17 votos. Hay quién le vota por toda la temporada y también obtiene varios votos por su actuación en la Feria de Abril de Sevilla.

– En segundo lugar, disputando hasta el final el primer puesto del podio, Juan Mora. Que obtiene 15 votos, ya sea por su actuación en Las Ventas en general, por sus naturales e, incluso, hay un voto a la corrida del 2 de octubre.

– Tercero, a distancia considerable, Morante de la Puebla. Por su temporada, por su actuación en Sevilla y Barcelona.

– Comparten la cuarta plaza, con dos votos cada uno, Mario Vargas Llosa el paso al Ministerio de Cultura.

– Por último, con un voto encontramos a la ganadería de El Pilar en Logroño, Zurcidor de Torrestrella, los naturales de José Tomás en Castellón, la irrupción de Oliva Soto y Aguilar, la inauguración del Arnedo Arena, la feria de Dax, el final de temporada en Barcelona, este despertar de la afición, la feria de Bilbao, Adrián Torres (novillero). Y una muy curiosa, la ILP catalana, por conseguir espabilar a los taurinos.

LO PEOR DE 2010

– Aquí gana por absoluta goleada la prohibición de los toros en Cataluña, con 25 votos.

– En segundo lugar, la desgracia de la muerte de Adrián Gómez, con 8 votos.

– Los mismos votos pero emitidos de distintas formas obtienen los taurinos. Por su incapacidad de defensa, por la falta de discurso, por inadaptados, por la falta de compromiso hasta la aparición de la ILP, por su cobardía y, también, por el largo camino que queda por recorrer.

– En cuarto puesto, con 5 votos, la cogida de José Tomás.

– En el quinto, con un voto menos, los ganaderos. En general, en México, por la desaparición de encastes o, particularmente, el desastre de Zalduendo en Sevilla.

– Empatan en la sexta posición, con dos votos, los políticos, el fracaso de la unión de toreros, los empresarios y que haya habido demasiados heridos.

– También fueron nombrados Valencia, por lo flojo que ha estado; la extraña suspensión en Jaén; la unión entre Arturo Macías y Corbacho; y Morante, por torear en Cantalejo y no atreverse con Pamplona.

Como primer paso no está mal, seguro que en futuras votaciones crece la participación. Después de esta buena acogida, se me ocurre que podríamos repetirla después de cada gran feria taurina. Y, por supuesto, de aquí a un año con lo mejor y lo peor del 2011.

* He intentado hacerlo lo más exhaustivo posible, creo que he recogido todos los votos emitidos o, al menos, todos los que contenían el hastag #torostweet. Siempre hay un margen de error, pequeño espero, que espero me sepáis perdonar.

Gracias por vuestro tiempo.

José Tomás, la opinión 1.000.000.


¿Qué aficionado taurino no ha expresado, por un canal o por otro, su opinión sobre José Tomás? Ahí va la mía, tirando por lo bajo, la opinión 1.000.000.

Creo que fue Javier Villán quién diferenció entre tomistas y tomasistas. Me parece una distinción genial. Yo, no me escondo, soy tomasista, lo digo antes de ofrecer mi opinión porque lo considero de justicia para con quién me lea.

¿Qué se le reclama a JT? Lo que primero se viene a la mente: que no se deja televisar, que no atienda a los medios (o que los atienda, si lo hace en México) que falte a algunas ferias, que pida uno por delante, que escoja ganadería y que exija mucho dinero. Me dejaré algunas cosas, seguro. Respecto a su tauromaquia, se le reclama que intenta hacer siempre su toreo (encimando a algunos toros que necesitan distancia, por ejemplo) y la asunción de riesgos innecesarios, que otros explican como “dejarse coger por los toros”.

Llama la atención, en principio, que la mayoría de los reproches sean cuestiones ajenas al ruedo; eso ya es un apunte en el haber del torero.

No se deja televisar. El tema de la TV, sobre todo en las grandes ferias, está montado de manera tal que los toreros, parte imprescindible, sin embargo no tienen capacidad de negociación ninguna. Sus derechos de imagen, no se tienen en cuenta, empresarios y televisiones se lo guisan y se lo comen. JT no traga con eso, está en todo su derecho, pero creo que si se planteara de otra manera, no tendría tanto inconveniente. Sería muchísimo mejor para los aficionados que se televisaran sus corridas, cuantas más mejor.

No atiende a los medios. Al igual que con la tele, sería mejor si apareciese, de vez en cuando, tampoco mucho para no cansar. Pero dónde debe aparecer es en la plaza, el resto es secundario, si no terciario… Si no le gusta aparecer, que no lo haga. Molesta mucho a los periodistas, claro, sobre si luego al llegar a México concede una entrevista, cosa que hace menos justificable su actitud.

Falta a algunas ferias. La mayoría de las veces que lo hace en las ferias de relevancia es por el tema de la televisión, por sus honorarios (turno más adelante) o, simplemente, porque quiere torear un número de corridas pequeño. Y sólo faltaba que un torero no pudiese elegir cuántas veces pone en juego su vida.

Que pida uno por delante. Es criticable, pero hay que hacerlo con todos, porque todo torero, rejoneador y novillero que está en posición de hacerlo, lo hace. Yo no lo comprendo. Se hace porque en el primer toro la gente se supone que está más fría (y, donde hay merienda, también en el cuarto), pero si hay un torero que centra la atención del público desde el mismo momento en el que pisa la plaza es él. Así se mejorarían los carteles porque ya con 15 años de alternativa no es fácil encontrar toreros que abran plaza y tengan verdadero interés.

Que escoja ganadería. Para mí, eso será un problema cuando escoja ganaderías que no estén de acuerdo con la categoría de la plaza, la fecha y los toreros. Yo, como aficionado, no veo inconveniente en que elija la ganadería si van a ser Cuvillo, Victoriano del Río, El Pilar, etc. Es decir, de las mejores entre el campo bravo. Sí le reclamaría que se apuntara a nuevos encastes, que falta nos hacen.

Que exija mucho dinero. No se me ocurre, ni se me ocurrirá nunca criticar los honorarios de un torero. Y digo yo que si le contratan dónde le contratan y le repiten el año siguiente será que su caché, elevado, es asumible.

Intentar el mismo toreo siempre. Algunos lo verán como un defecto, porque no todos los toros “piden” igual faena. Otros como una virtud, porque hacer el buen toreo sin importar las condiciones del toro, es un mérito. Hay veces que me gustaría verle dando más distancia a ciertos toros, pero también es verdad que JT consigue imponer su toreo a un porcentaje muy grande de los toros.

Dejarse coger. Que le acusen (o le aplaudan) de dejarse coger es una barbaridad que el mismo torero a rebatido infinidad de veces, con eso está todo dicho. Otra cosa es que no esté dispuesto a dar un paso atrás. Yo prefiero, con un ejemplo práctico, al JT de las 4 orejas en Madrid antes que al de las 3 orejas y las 3 cornadas, días después. Pero me paro a pensar y no le afeo nada. Los toros que tienen mucho que torear, los intenta torear; los que tienen poco que torear, los intenta torear; y a los que no tienen ninguna embestida, los intenta torear. Y tanta cornada es el precio de esa filosofía. A mí me enfadaría que estuviera estoico con un toro de 30 embestidas.

Y, en fin, está es mi humilde y larga reflexión. Algunos le critican todo, otros sólo algunas cosas, muchos le criticamos lo criticable y le alabamos lo alabable. También los hay que le perdonan todo y lo aúpan a un pedestal y, por paradójico que parezca, hacen mucho daño a la imagen del torero. Sobre todo porque encienden a los detractores (incluidos los periodistas) que, devuelven los golpes no contra los ultras si no negándole el pan y la sal al propio torero.

Esta vez, más que nunca, gracias por vuestro tiempo.

Manos a la obra


Una vez puesto en marcha el blog llega la difícil tarea de escoger un tema para ponerse manos a la obra. Por suerte, y de momento, no es por falta de ideas si no por todo lo contrario. Pero, puestos a elegir, mejor empezar con la actualidad. Y no hay noticia más comentada desde el sábado que la vuelta a Sevilla de Núñez del Cuvillo. Cuando todo hacía indicar que el del 2011 sería el cuarto consecutivo de ausencia de dicha ganadería en La Maestranza, surgió la noticia en twitter; Emilio Trigo, por medio de la gente de burladero.com lo daba a conocer y, más tarde, Carlos Crivell lo corroboraba en la sección taurina de El Mundo.

¿Por qué se ha dado tal cambio? Creo que por varias razones. La más importante es que Morante de la Puebla lo ha pedido (ya lo avisó Curro Vázquez). Morante ha acumulado mucha fuerza para pedir en Sevilla, en parte, gracias a la propia empresa. Si se daba por hecho, cuando no se confirmaba, que no estarían Cuvillo, José Tomás y Victoriano del Río, Pagés no se podía permitir sumar la ausencia del de La Puebla. Eso lo sabían el diestro y su apoderado y lo han aprovechado.

Otra que está íntimamente relacionada con la anterior, es la pérdida de abonados del presente año; no se saben cifras exactas, pero parece claro que la hubo. Y todo hace indicar que el año próximo se volverá a repetir; seguimos inmersos en la maldita crisis, no se rebajan los festejos y, mucho me temo, tampoco los precios. Y, por último, un posible toque de la corporación maestrante a los empresarios, del que no estoy muy convencido.

¿Cuáles van a ser las consecuencias? Una vez más, diversas. Una es que más le vale a Cuvillo triunfar, porque Canorea y Valencia, perdonan pero no olvidan, y lo único que les hace falta es un petardazo para verse cargados de razón y no contratarlos más en un buen tiempo. Otra es que, si todo sigue el curso previsto, este año el de Resurrección sí será un cartel de referencia. Ganadería, toreros… Nadie le podrá criticar a la empresa que, a priori, no esté poniendo todo de su parte.

Y una tercera, y última para no cansar, ojalá no se llegue a dar. Es la ausencia de José Tomás. Se ha dicho que la contratación se hace con vistas a una futura negociación con el torero. Yo no lo creo. Si me tengo que inclinar por una hipótesis, lo haría por la de que la contratación de JT es ahora más difícil. Salvo que rebajara sus peticiones de manera imprevisible. La empresa no parece que vaya a tener problemas contratando al resto de las figuras, ha solucionado la polémica con Núñez del Cuvillo y puede vivir perfectamente con la que se le venga encima sin José Tomás. Como ya he dicho antes, ojalá me equivoque, pero esa es mi impresión a estas alturas.

Gracias por vuestro tiempo.